Raúl y Pablo

Raúl y Pablo

2008

Descargue este disco aquí

Acceda al contenido de este disco desde diversas plataformas digitales de distribución de música.

TEMAS DEL DISCO

1 – Candil de nieve (Pablo Milanés – Raúl Torres)

Necesitas una fuga, catatónica, nocturna, un viento breve
al edén de un sábado, donde un ave miope te espera leve,
de las malas colisiones, no te puedes escapar, candil de nieve,
y es que si lo ves volando sobre el labio de otra flor
te encolerizas, te ruborizas candil de nieve.

Enciéndete clavel, cuando amanecer veas la razón
de lo que te faltó, luego no alcanzó, más tu corazón.
No pienso que sufrir es aquella opción
que nos dio algún dios para salvarnos;
no apagues el candil
o la nieve te hunde en el centro del dolor.

Necesitas una fuga hacia un mundo verdadero, de locura
y cuando vengan por ti no sólo ha de deslumbrarte la hermosura.
Otras lágrimas te esperan cual angustias pasajeras en tu camino
y otras musas más ligeras pintarán y tocarán otro destino
sal a buscarlas candil de nieve.

Enciéndete clavel, cuando amanecer veas la razón
de lo que se te dio, luego no alcanzó más tu corazón.
No pienso que sufrir, es aquella opción
que nos dio algún dios para salvarnos.
No apagues el candil
o la nieve te hunde en el centro del dolor.

2 – Novilunio de luz (Raúl Torres)

Recupero tu frágil figura
En toda escultura que encuentro en mi andar
Toda venus fue sólo una pista
Que tuvo el artista porque surjas tú
Como toda canción te desnudas
Y mudas el aire y enjugas la voz
Y entre mis estertóreos intentos
De robarse un beso te antojas canción

Novilunio de luz rosicler ven a ver
El delirio de un hombre por una mujer
Sobre el góticas calles que abisman
Y pierden de vista el atril y el actor

Y yo respiro porque que respiro
Y la vía láctea sólo huele a ti
Y tu cara reciente me anuncia
Que es suerte y astucia te tienen aquí
Yo he querido dejarme de emblema
Fraguar un poema y dejarlo a tus pies
Pero está mi guitarra hoy en celo
Y se libera del velo que no le tendí

Corazón de arlequín, girasol de cristal
Hazme una luna azul en un golpe de mar
Con la flor amarilla y la flor
Colorada no tengo vergüenza de amar

3 – Distancia amarga (Raúl Torres)

Dile distancia amarga que la espero en el jardín
En la mesa de cristal que prometí
Que hay dos copas azules y en el bacará licor
Aguardando en desespero por tu amor

Que si quisiera volar en forma de halcón
Que llegara decepcionada de otra voz
Que si pensara que un beso mío le hace bien…

Dile pájaro largo que el rosal azuleció
Porque el rojo fue a mojar otra región
Que la luna no tiene ni un vestido que estrenar
Que su ausencia danza aquí con mi canción

Regresa, regresa lo cursi me tragó
Regresa, regresa acúsame de sol
Yo te acuso de flor…

4 – Giselle (Raúl Torres)

Cuando se calla me desconvoca
Y su silencio es una danza loca
Cierra los ojos padece rota
Una muñeca de terracota

Cuando me habla me da una cosa
La fémina me encanta y me cautiva
Asfixia el frío como una rosa
Enrojecida en un deshielo a la deriva

Cuando se enfada si estoy vacío
De sus ojos me de ramo y ya…

Cuando me ama me ofrece cosas
Que le voy debiendo y disfrutando
Ruego me llames pequeña diosa
No has de saber que yo también
Te estoy llamando
Y comunicas…

5 – Hojarasca (Raúl Torres)

Como nube mancha débil, casi una hojarasca
Ando y desando en el tiempo con una guitarra
Como nube cuando llueve casi una hojarasca soy
Producto de cofradías donde se me trata mal

Soy con noches un amigo de los albas y luceros
Soy con días un tirano del que al sol no ame
Soy contigo la cadencia de un cariño que algodona
Soy con otros tantas cosas que lo blando me colora

Me colora

Como nube mancha débil, casi una hojarasca
Han querido con ofensas matar mi palabra
Como nunca la violencia cautiva mi alma
Te repito que tu daño, no ha dañado nada…

6 – La terraza (Raúl Torres)

Ella espera en la terraza de casa
A otro que la hizo su duende y la tiene
Yo sé que cristo no crece
Si no es el bosque que hicimos
Para darnos con las flores, los mares

Ella espera en la terraza de casa
Un error piensa el pasado, la raza
Pasa que uno entrega el alma
Y al final se la devuelven
Sin aparte de la risa y la felicidad

Pensó en el humo del tiempo
Como gaviota
Retorna y retorna en su viento
Cantó atrapando mi espacio
Que nunca piense
Llenar y llenar este ámbito

Porque ella espera en la terraza de casa
A que venga su bohemio y la lleve
Sabe y sé porque motivos
Se fugó de mí un idilio
Para que jamás regrese y la bese

7 – Liviana (Raúl Torres)

Como quien soñó con todo
Con bastante, con demás
Ella vino a ser un sueño y mucho más

Me pareció que vestía una túnica de sol
Y que sus miradas me pedían amor, Liviana

Liviana desnuda en paraísos de papel
Ojos que si son fuente de beber
Liviana tanto te soñé

Liviana desnuda augurando intimidad
Arenita azul donde descansé
Liviana tanto te soñé

Sabia como mi guitarra, tímida como mi voz
Así surgiste de un sorbo de canción, Liviana
Eterna tierra de los caprichos, enérgica de razón
Suave y clásica como ninguna flor, Liviana

8 – Nevasca (Raúl Torres)

Andando bajo nevasca
Me apequeño en los rincones
Los días no me vigilan
Los años no me persiguen
Y me siento un fugitivo

Andando bajo nevasca
Mis pasos compran el eco
Distorsión de madrugadas
Y en los humos de una hoguera
Danzando siluetas, cantan

Una mujer que me hundió sin querer
En un légamo de hiel, se ocultó en el vitral
Se olvidó de mi piel

Otra mujer merodea mi andar
Me clavó el azadón
No en mi pecho sino
Aquí en el corazón

Ay Letier, se te escapa un candor de mujer
Si tu ínfima voz te sacó de ese légamo cruel de la hiel
No sé cómo pagar tu salud, tu prenda, tu canción
Y un febril beso azul que en labios estalló

9 – Son languidecer (Raúl Torres)

Cómo descubrir lo que no ha escondido aún
Si la guarida que elegí
Para que irrumpiera tu luz
Hoy es que vino a ser conjuro
Estoy a tus pies

Quítate el iddé y túmbate en mí como un pez
Pareces trigo en pardo vino
Que para el frío acaparé
Qué nuevo bálsamo te tragas
Qué magia te hizo tan mujer

Prenda de cristal provocadora del chin chin
Sonido en copas cándidas
Salud, siempre, yo pediré
Por ti, por ti

Párvulo pincel haciendo giros en la piel
Ambiguo como olas del mar
Y múltiple cual arenal
En cada grano a un romance
La infinitud de un verso fiel

Me haces cabalgar
En el nordeste de la sed
Y como un feligrés de ámbar
Mi boca, mi boca planta en tu largo humedecer,
Humedecer

Es como cantar, es como abrirme y devolver
De mis adentros un jazmín
La lumbre sigue en mi candil
La nieve no me está y mi lobo
Se torna un vergel

Y yo quise ceder y deshojé mi vanidad
En un otoño sin amor
Para que echaran a volar
Mi prisa, mi caer al lodo
Hoy tan sólo he querido ser
Tu doncel

10 – Nítida fe (Raúl Torres)

Yo tengo un amigo de nítida fe
Que sueña tener un hogar en el sol
Pues dice que allí se fecunda mejor
Que allí el pan le sobra, que allí es su canción

Yo tengo un amigo de nítida fe
Te dice que tiene bastante que hacer
Hoy se ha despedido para regresar
Cuando en su peñasco reviente el cristal

Cristal del destino natal de matar
Por donde se mira mi amigo y su faz
Refleja al espejo su santa moral
Su mano es la prueba para endurecer

Yo tengo un amigo de nítida fe
Que sueña tener su morada en el sol
Aún siendo locura no lo aconsejé
Quizás al contrario me vaya con él

A fundar

11 – Para ir a curar (Frank Pablo Lauserica – Carlos Arencivia – Raúl Torres)

Para ir a curar
Un pedazo de cielo que enfermó
Hoy vamos a hacer
El carro que nos lleve a esa estación

Yo hago el timón con su maravilla, barro y flor
Y el amor será nuestra única ruta de viajar
Para ir a curar

Para ir a curar
Un pedazo de cielo que enfermó

Las luces soy yo para iluminar esta intención
Que nos envolvió y en la fantasía germinó
Para ir a curar

Para ir a curar
Un pedazo de cielo que enfermó

Te toca a ti ser la velocidad con que andará
La humilde razón de salvar estrellas, estrellas
Para ir a curar

Para ir a curar
Un pedazo de cielo que enfermó
Hemos hecho ya el cargo que nos llevará

12 – Por la calle Gelabert o [Príncipe sediento] (Elba Torres – Raúl Torres)

Yo quise verte entre mis sueños
Caminar en mis estancias
Y matar mi soledad
Son mis oníricos empeños
Los que me hacen cabalgarte
Ya no quiero despertar
Una mentira es un desierto
Si en tu regazo no encuentro
La paz que me prometí
Mi barco abandonó tu puerto
Y se trajo en sus bodegas
Ecos de tu frenesí

Y con la fuerza de un atlante
Rodaremos mundo abajo
Por la calle Gelabert
Remembraremos los instantes
De aquel príncipe sediento
José Jacinto Milanés

En La Vigía hay un misterio
Dicen que el que sueña un cuento
Descubre su porvenir
Y hoy veo los puentes más pequeños
Desde San Juan a Canímar
De San Juan a Yumurí

Y aquí me ladran los recuerdos
Como pero los descubiertos
Por el tiempo que pasó
Escribo tu nombre en el viento
Suena un claxon, me despierto
Y la magia se acabo

13 – Regrésamelo todo (Raúl Torres)

Regrésamelo todo, corazón, cuando tengas un tiempo.
Los días que me faltan sin tu luz son feroces y hambrientos.
La virgen y los rezos, la espada y los enanos,
Las playas y los vientos, regrésamelos pronto
Que aún estoy desnudo y friolento.

Regrésamelo todo, corazón, cuando sientas que existo.
El beso que te di tras el sillón y el suspiro más tierno,
Mi Peter Pan sin Wendy, mi Lobo Solitario
Y mis libros de cuentos, regrésamelo todo, corazón,
Es que me estoy muriendo.

Recuerdas la naranja, el dios del caracol
Y el poema de marzo,
Y la flecha de cuarzo
Que le robé a un ángel
Y clavé en tu pecho.
La luna de rubí y el sol de porcelana
Las dos manos de nácar, la erótica manzana
Todo te lo llevaste, corazón, lo quiero de regreso.

Mi alegría nerviosa, mi llanto feliz, mis prosas y mis versos,
Mi carta apasionada, mi té de limón,
Mi miedo a los espectros,
Mi crucifijo azul, mi muñeco de lana,
Y mi hacerte el amor las más tibias mañanas
En tu equipaje estaban, corazón, lo quiero de regreso.

Regrésamelo todo, todo, corazón, remítete a mis nervios
El claro de aquel bosque donde al fin
Yo desnudé tu cuerpo.
Tus caricias de hada, tus labios de jazmín
Tus orgasmos más densos,
Y si lo quieres bien, si no es mucho pedir
Regresa tú con ellos.

14 – Se fue (Raúl Torres)

Se fue,
se fue
y no se llevó mis besos
y estas son las santas horas que no sé
por los aires que voló.

No está,
no está
y no queda ni su ausencia
se escurrió como la lluvia que mojó
este llanto tan eterno.

Mire usted como he tenido
que echarle de menos,
siempre fue un tanto fiel
y otras más de cruel
era mi más sano querer,

Que haré
si en fin
cuando parte no hay regreso
seguiré así sin recordar
como al fin pudo volar,

No está,
se fue
sin abrigar despedidas
y la palabra volver ya se esfumó
cual si fuera esta canción.

15 – Sensitiva (Raúl Torres)

Sensitiva como flor,
Sensual rosa en mí, tan sensible
Besan mis labios la sed
De tus pétalos indecibles

Enredada en oropel
Hueco corazón robándote paz
Y las ganas estallar en un llanto gris
Que te crece más y te hiere más

En tu huerto sembraré
La necesidad de extenderte el sol
Nada me hace más de luz, que la espina infiel
Que alumbró mi piel

Rosa todo tiene fin
Arderá tu cal cuando llegues yo
Una desnudez, un mar, una noche de amor
Un poema febril, un poema febril

Sensitiva como flor
Sensual rosa en mí, tan sensible
Devorándome la tez como un animal
Loca, por besar

16 – Río San Juan (Raúl Torres)

San Juan, yo crecí entre tus riberas
Junto a peces e ilusiones
Muchos sueños, muchas buenas sensaciones
Recuerdo de mi primera guitarrita de juguete
Que rompí dándole caza a un camarón

San Juan, cuántos llantos he matado
En tu orilla que consuela
Mientras se estira este tiempo de batallas
En el brocatel del muro
Donde una mañana buena
El gran Andy me partía la cabeza

Padre, el río ya no es el mismo
Se mueren las viejas loras
Y mi corazón se aboga sin llorar
Mira el San Juan está en peligro
Le quieren vaciar la vida
Maravilla cristalina, que me calma

San Juan, cuantas veces me has mojado
Las camisas de intenciones tan bonitas,
Para echarlas en canciones
Cuántas veces he pasado adorando tu reflejo
San Juan siempre tú serás mi fiel espejo

San Juan, qué recuerdo de mi padre
No me pasa por la mente
Para declararme un tipo diferente
Soñador hasta las algas, pescador por excelencia
Inventor de muertes vivas en los pechos

San Juan, yo no quiero que te mueras
Pues también sucedería
Mi final a la medida de tu vida
La poetisa del desorden
Me ha dicho que te vacían
Y me crece mucho esta melancolía

San Juan, yo crecí entre tus riberas
Junto a peces e ilusiones
Acabando entre animales y canciones
Y ahora tengo una guitarra
Que no meteré en el río
Por cien mil peces o por cien mil camarones