Líneas paralelas

Líneas paralelas

2005

Descargue este disco aquí

Acceda al contenido de este disco desde diversas plataformas digitales de distribución de música.

TEMAS DEL DISCO

1 – Son de la loma (Miguel Matamoros)

Mamá, yo quiero saber
de dónde son los cantantes,
que los encuentro galantes
y los quiero conocer
con sus trovas fascinantes
que me las quiero aprender.

¿De dónde serán?
¡Ay, mamá!
¿Serán de La Habana?
¿Serán de Santiago,
tierra Soberana?
Son de la loma
y cantan en el llano.

¡Sí, señor!
¡Cómo no!

Mamá, ellos son de la loma,
mamá, ellos cantan en el llano.
Mamá, ellos son de la loma,
mamá, ellos cantan en el llano.

2 – Juramento (Miguel Matamoros)

Si el amor hace sentir hondos dolores
y condena a vivir entre miserias
yo te diera, mi bien, por tus amores
hasta la sangre que hierve en mis arterias.

Es surtidor de místicos pesares
que hace al hombre arrastrar largas cadenas
yo te juro arrastrarlas por los mares
infinitos y negros de mis penas.

3 – Canción de los amantes (Antonio Cabán Vale)

Ellos sólo sostienen
sobre sus hombros puros
el brillo de la noche,
el fulgor más profundo.

A ellos, tan sólo a ellos,
los he visto flotando
como dos ramas juntas
en los brazos del viento.

Los he visto en la playa
persiguiendo las olas,
levantando castillos
de arena y algas.

Sintiendo entre sus manos
muy suaves y silenciosas,
el zumbido de la sangre
como estrellas temblorosas.

Los amantes amanecen
con el lucero del alba.

Tendidos sobre la arena
criaturas de fonda clara
en las aguas del deseo
desnudo como una playa.

La lluvia canta en sus cuerpos
canciones de espuma y sal,
antigua canción del hombre
en sus labios de coral.

Yo no te he visto en la playa
comba de las olas
mira, baila que baila.

En las aguas del deseo
desnudo como una playa.

La luna es su confidente
para poder entrar en ambiente.

4 – Es nuestra canción (César Portillo de la Luz)

Una nueva emoción vibra en mi corazón
en el mundo no hay nadie más dichoso que yo.
Será que en la primavera de mi gran amor
brilla el ardiente sol de mi gran pasión por ti.

Mi canción es un grito de alegría
en mi pecho no cabe más felicidad.
Todo canta al besarte a ti y al verte sonreír
soy tan feliz con tu amor.

Una nueva emoción
vibra en mi corazón
en el mundo no hay nadie más dichoso que yo.
Todo canta al besarte a ti y al verte sonreír
logro al fin comprender qué cosa es amor.

5 – Santa Cecilia (Manuel Corona)

Por tu simbólico nombre de Cecilia
tan supremo que es el genio musical.
Por tu simpático rostro de africana
canelado do se admiran los matices de un vergel.

Y por tu talla de arabesca diosa indiana,
que es modelo de escultura del imperio terrenal,
ha surgido del alma y de la lira
del bardo que te canta
como homenaje fiel
este cantar cadente,
este arpegio armonioso
a la linda Cecilia
bella y feliz mujer.

Las lánguidas miradas
de tus profundos ojos
que dicen los misterios
del reino celestial.

Y el sensible detalle de amor provocativo
de tus ebúrneos senos y tu cuerpo gentil.
Yo no sé qué provoca
el conjunto armonioso,
tu belleza imperiosa
y tu virtud femenil,
que me siento encantado
y la mente inspirada
de afecto
y de ilusión.

Por ti Santa Cecilia
la más primorosa
mujer divina.

(1918)

6 – Guitarra mía (Andy Montañez, padre)

Guitarra mía, mi compañera,
eres mi vida, eres mi vida
eres mi amor.
Cuando yo muera, guitarra mía,
no quiero llanto, yo quiero música
y melodía.

Yo que conservo como reliquia,
como un recuerdo de aquellos años
de mi niñez.
Cuando yo muera, guitarra mía,
no quiero llanto, yo quiero música
y melodía.

Yo que conservo como reliquia,
como un recuerdo de aquellos días
de mi niñez.
Cuando yo muera, guitarra mía,
no quiero llanto, yo quiero música
y melodía.

7 – La felicidad (Pablo Milanés)

Te he visto pasando del brazo de un hombre,
que con su mirada te envuelve en amor,
te he visto sonriendo mostrando tus ojos,
sin sombras, sin dudas, sin guardar rencor,
al tiempo en que al sólo pronunciar mi nombre
con cierta ternura te ahogaba en dolor.

Me vi caminando guardando distancias,
que sólo mostraba la complicidad
de besos furtivos, de manos con ansias,
de darte un abrazo y gritar mi verdad,
de grandes olvidos, de encuentros,
de instantes, de amores
y un poco tu infelicidad.

Qué dulces mentiras, qué grandes verdades,
qué nos inventamos para perdurar,
qué filosofía, qué honor, qué ironía,
que nadie se hiera, que todo se cuide,
si sólo mi cuerpo se va a desgarrar.

Te he visto pasando del brazo de un hombre,
que de cierto modo podría ser yo,
te he visto sonriendo mostrando tus ojos,
mientras te despeina y te envuelve en amor,
al tiempo en que sólo pronunciar tu nombre
con cierta ternura me ahoga en dolor.

(1987)

8 – Allí estarás (Dagoberto González)

Es la guitarra, esa es tu pasión,
es una vida en cada canción
cuando reporta tu inspiración
es la intención
la que separa tu alma
de todo cuerpo a tu alrededor.

Es la conquista, es tu discreción,
es sentimiento y también dolor,
es el cuidado de la emoción,
es una flor,
la que pronuncia tu nombre
y se acomoda en tu corazón.

Sólo pido amor para los años
que te acompañarán
en el camino de la eternidad.
Allí estarás para brindarnos
tu experiencia concebida,
bendecida.

Es la sonrisa que convenció,
es la tristeza que se perdió,
es la ilusión, la que no murió,
es la canción
con su camisa de siempre,
sus zapatos y su pantalón.

9 – Allá en la altura (Juan Morales)

Yo tengo en la serranía
una finca bien sembrada
desde malanga morada,
ñame, plátano y yautía.
Después de salir el día
seguida cojo el arado
ya el terreno preparado
señores yo lo cultivo
y así de feliz yo vivo
mejor que un adinerado.

Un jacho de tabonuco
yo tengo para alumbrarme,
para mi finca cuidarme
también tengo un perro tuco.
Si yo no conozco el truco
del aire acondicionado
pues la natura me ha dado
esa brisa fresca y pura
y yo vivo aquí en la altura
mejor que un adinerado.

Como estufa hice un fogón
que yo aguijono con leña,
como mi casa es pequeña
no tengo televisión.
Y en mi estrecha habitación
yo vivo cual abogado
y escucho en el tejado
señores a la paloma,
si yo vivo aquí en la loma
mejor que un adinerado.

Y en mi casa de madera
los lujos yo no poseo
porque vivo a mi deseo,
lejos de la carretera.
Y mi esposa y compañera
me brinda todo el cuidado,
qué importa si se ha acabado
el petróleo o gasolina
si yo vivo aquí en la cima
mejor que un adinerado.

10 – Líneas paralelas (Gino Meléndez)

Amigo, hermano, te digo
qué largo camino
en una canción se unió.

Ay amigo, hermano, querido,
te sentí conmigo
mientras contigo iba yo.

Como líneas paralelas
ha sido nuestro caminar
buscando aliviar
dolor y penas
llevando a tanta gente buena
en el idioma universal
vías para amar
porque amor queda.

Amigo, hermano, testigo
que dimos siempre lo mejor.

Como líneas paralelas
ha sido nuestro caminar.

Tú desde tu Cuba bella,
yo desde el viejo San Juan.

No es lo mucho caminando,
es dejar huella al andar.

Buscando aliviar dolor y penas
mostrando que triunfa el que persevera.

Líneas que por fin se juntan
nadie las va a separar.

Buscando aliviar dolor y penas
mostrando que triunfa el que persevera.
Juntos podemos celebrar
y en América Latina izar
nuestra bandera.

Amigo, hermano, querido,
que dimos siempre lo mejor.