El Guerrero

El Guerrero

1983

Descargue este disco aquí

Acceda al contenido de este disco desde diversas plataformas digitales de distribución de música.

TEMAS DEL DISCO

1 – Cuánto gané, cuánto perdí (Pablo Milanés)

Dónde estarán los amigos de ayer
la novia fiel que siempre dije amar.
Dónde andarán mi casa y su lugar
mi carro de jugar, mi calle de correr.
Dónde andarán la prima que me amó
el rincón que escondió, mis secretos de ayer.

Cuánto gané, cuánto perdí,
cuánto de niño pedí,
cuánto de grande logré
qué es lo que me ha hecho feliz
qué cosa me ha de doler.

Si era vivir la infancia
con el ansia de todo saber
pues el saberlo todo y con nostalgia
ver lo que se fue.

Dónde estarán, a un lado de mi piel
los guardo bien y a veces brotarán
y endulzaran un brusco acontecer
llenándome de miel que muchos libarán.
Me lanzarán al viento
y a mi tiempo me retornarán
vendré feliz y fresco
para siempre sé donde estarán.

2 – Te espera una noche de éxitos (Pablo Milanés)

El recital va terminando
ya va cayéndose el telón
un fuerte aplauso va cerrando
el final de una canción.
Se van secando los sudores
ya se repone el corazón
son menos fuertes los dolores
va pasando la emoción.

Afuera la gente clama por entrar,
te espera una noche de éxitos y amor.
Se produjo el encuentro de cada noche
en que el humano se va a morir
y en su lugar se queda un fantoche
que es bien amable y hace reír.
Quién será el que pregunte por esos besos
que un ser pequeño te dio al partir,
quién por tu árbol, por todo eso
que día a día te hace vivir.

La cama solitaria y fría
como un objeto confesor,
oye un resumen cada día
de lo que nunca pasó.
Ya se aproxima la mañana,
el sueño llega con temor,
todo ese cuerpo se prepara
para dar lo mejor.
De nuevo la escena levanta un rumor,
te espera otra noche de éxitos y amor.

3 – Hoy estás quizás más lejos (Pablo Milanés)

Hoy estás, quizás, más lejos
que la distancia más larga
y yo sé que aún te quiero
y que mis manos te aguardan.
Y qué hacer, si no hacer como que vivo,
el aire choca conmigo,
mi calle nunca termina,
y tu voz y tu figura
sobre mi espalda caminan.

Paso a paso voy pensando
todo lo que fuimos juntos
y hoy contemplo con tristeza
lo solo que está mi mundo.
Paso a paso el delirio se acrecienta,
la luna y el sol se encuentran,
todo se rompe en pedazos
y de pronto surges tú
que me llevas en tus brazos,
en tus brazos…

4 – Mi dulce niña (Reynaldo Fernández Pavón)

Mi dulce niña, se fue de nosotros
la calle por donde
La Habana nos viera pasar
diciendo el poema
de noches que han muerto
y a fuerza de tiempo
lo vas a olvidar.

Pregonando, tus ojos
se confunden entre los portales;
entre amigos que llegan
y amigos que se van
buscando caminos
de poetas perdidos,
buscando el aliento
que sólo tú das.

Vida en mi vida
pasaste por todos mis años
milito en tu cuerpo
y construyo junto a ti
la ciudad, donde un niño riendo
saldrá a nuestro encuentro
donde los trovadores
te van a cantar.

Te van a cantar
entre los portales
entre amigos que llegan
y amigos que se van.

Mi dulce niña, se fue de nosotros
la calle por donde
La Habana nos viera pasar
diciendo el poema
de noches que han muerto
y a fuerza de tiempo
lo vas a olvidar.

Me vas a olvidar
entre los portales
entre amigos que llegan
y amigos que se van.

5 – Vuelve a sacudirse el continente (Pablo Milanés)

Vuelve a sacudirse el continente,
dormía, ya despertó, camina.
América con sus hijos vuelve a ser una esperanza
combatiendo al enemigo toda victoria se alcanza
si pongo en una balanza el dolor y la razón,
el pueblo de corazón se inclina por su futuro,
el camino siempre es duro, pero triunfa su canción.

Unidad, gritaba yo entre los americanos
por Nicaragua empezamos, pero aquí no terminó
no tengo que decir yo cuál será el otro eslabón,
pero siento que esta unión va rompiendo esa cadena
y en su centro bien serena se produce una explosión.

Vuelve a sacudirse el continente,
dormía, ya despertó, camina.

6 – Búscate allí (Eduardo Ramos)

Haz que tus alas abran vuelo hacia la luz,
que sea un disparo de la vida,
un proyectil de amor,
que haga blanco en mi interior.
Si te faltara en tu vuelo la luz del sol
haz del rocío un compañero de tu corazón.
Lleva tu vuelo en cada flor.

No te detengas en la aurora
que no te engañe su color,
y es que no siempre está en lo bello
el buen paraje para tu canción.
Busca tu canto en la espesura
la del no día, la del sol sin sol,
búscate allí.

7 – 405 de nunca (Pablo Milanés)

Te presentí como cuando llegan los vientos de tormenta.
Tu senda gris me ha despertado el alma
y hoy me atormenta.

Llegaste con tu cinta, amarrando en tu cabeza
todo el viejo pasado que moría,
y tus ojos color de esperanza me dijeron
que sufrías, que ya no esperabas ni un consuelo.

Y de pronto el pasado reciente retornó
y no quise llenarme el pecho de ternuras,
porque tengo temor, porque siento el dolor
que tu amor me causaría.
Yo no quiero sufrir, yo prefiero morir
a saber que sufriría.*

Te presentí como cuando llegan los vientos de tormenta;
tu senda gris me ha despertado el alma,
y hoy me atormenta.

* Con el “Grupo de Experimentación Sonora del ICAIC” canta “a pensar que sufriría”.

8 – Eso no es amor (Pablo Milanés)

Solía decírtelo cada mañana,
tu cuerpo no es fuerte,
no es buena tu tos,
y la luz que entraba te me iluminaba
y tú sonreías diciendo que no.

El tiempo pasó y mi temor aumentaba,
en esa medida aumentaba mi amor.
El miedo a perderte me mortificaba,
vivir para verte era mi obsesión.

Qué suerte, y qué dolor
que pueda sentir así,
soy fuerte y tendré valor
para protegerte a ti.

Una bella tarde entre helechos y flores,
te hablé presintiendo un oscuro final:
si enfermas, te cuido y te lleno de amores
y tú contestabas: eso no es amar.

Un cuarto en penumbras y en pleno reposo,
un cuerpo que espera la vida dejar,
no median palabras, no se oye un sollozo
y es sólo la muerte ocupando el lugar.

9 – El guerrero (Pablo Milanés)

Luz en la piel, paz al mirar,
sonrisa de amor.
Barriga sin par, melena infernal,
violencia y candor.

Tiene que ser,
ya viene llegando y se hace notar,
ya viene cantando alguna inmortal,
viene pintando una mujer.

Empiezas a hablar,
comienzo a viajar siguiendo tus pies,
no puedes parar, queriendo arreglar
el mundo al revés.

Guerrero fiel, guerrero sin lanza, pan y miel,
guerrero sin guerra para ganar,
guerrero de todos para perder.

No fue un puritano el que te amó,
ni fue un oportuno cazador de locos,
son los que niegan a estos pocos
la gente que al día le dedica todo
y esperan la noche para irse a soñar.

Luz en la piel, paz al mirar,
sonrisa de amor.
Barriga sin par, melena infernal,
violencia y candor.

Tiene que ser,
ya viene llegando y se hace notar,
ya viene cantando alguna inmortal,
viene pintando una mujer.

Te juro que extraño esos lindos excesos,
fuiste algo más, qué pocos vieron eso
y yo como un todo, te quiero nombrar.

Guerrero mortal,
guerrero, hermano viejo,
te salgo a buscar, me miro en un espejo
y hallo la forma de hasta ti llegar.

10 – Homenaje (Pablo Milanés)

Dónde yo nací, ¡eh!
dónde me crié,
dónde me formaron, caramba
cómo vine aquí.

“Los cinco picos” fueron
mi bautizo de fuego
debo confesar, caramba
que para mí eso era un juego.

Pero después se terminó
se fue mi adolescencia
porque con mi “cuatro bocas”
se reafirmó mi conciencia.

En el centro de la Isla
enfrenté al enemigo
me sobraban razones
para haberme curtido.

Mi gran amor y otros amores
fueron mi gran conquista
entre familia y patria
me llenaban de dicha.

Pero fue que una dicha mayor
me obligaba a marchar
acaso algún dolor
algo iba a desgarrar,
mas siempre fue mejor luchar.

Los años que han pasado
definieron mi suerte
la vida que he llevado
tiene un poco de muerte.

Termino aquí, renazco allá,
y en un corto saludo
la patria me visita
y otra vez quedo mudo.

Quizás el tiempo pueda decir
si al fin regresaré,
y lo pienso en inglés,
acaso en español,
lo grito hasta en francés:
¿quién soy?.

Un homenaje
para tu ausencia
lo llenas todo
con tu presencia.

(1981)